“VEO, PIENSO Y ME PREGUNTO”: LA VIDA COTIDIANA EN LA EDAD MEDIA

Lo prometido es deuda. En la primera entrada de esta sección anunciábamos más imágenes de Playmobil de la Edad Media, pero del día a día, no sólo de batallas y caballeros. Y aquí están. Una selección de diferentes profesiones y actividades cotidianas para hacernos una idea de cómo vivían, cómo vestían y cómo se relacionaban los habitantes de aquella época.

Las imágenes nos ayudarán a iniciar la explicación del tema. Una actividad que funciona muy bien se llama “Veo, pienso y me pregunto”. Es muy sencilla, de explicar y de realizar, y es más que interesante, ya que implica hacer pensar a nuestros alumnos. Divididos en grupos, se presenta a cada uno de ellos una, dos o tres imágenes. Se les da un tiempo para comentar (y después escribir) lo que ven, más tarde lo que piensan de esa escena y por último, la parte que da más juego, lo que se preguntan. A continuación tendrán que explicar a sus compañeros el proceso que han seguido. En menos de una sesión hemos captado su atención por un aspecto de la Edad Media, la vida cotidiana, que muchas veces olvidamos trabajar.

Si necesitáis más imágenes, o de mayor calidad, no dudéis en pedirlas a través de los comentarios del blog, estaré encantado de ayudaros.

IMG_8960
El herrero
IMG_8964
Cargando el agua en cubos
IMG_8965
Llevando la caza al mercado
IMG_8962
Arreglando o fabricando vidrieras
IMG_8970
Comprando y vendiendo en el mercado
IMG_8978
Transportando la mercancía
IMG_8986
Segando el trigo
IMG_8987
Con un trillo, utilizado hasta el siglo pasado
IMG_9010
Cortando madera
IMG_9016
Peregrinando a Santiago de Compostela
IMG_9093
Un molino
IMG_9143
Y, por último, los pastores con sus ovejas

HISTORY WITH PLAYMOBIL & STOP MOTION

Content and Language Integrated Learning, CLIL, consiste no en enseñar inglés, sino en enseñar en inglés. Esa es la idea que perseguimos en la optativa que hemos estrenado este curso, Ampliación de Ciencias Sociales en Inglés. Y es aquí donde hemos utilizado de nuevo los Playmobil y de nuevo Stop Motion. En este caso nuestros alumnos han doblado al inglés y subtitulado, también en inglés, una pequeña película que había rodado previamente con mis hijos. Una forma diferente y entretenida de acercarse al inglés y sobre todo de perder el miedo a hablarlo, nuestro principal objetivo.

Para poder hacer algo parecido simplemente se necesita el programa Moviemaker, una cámara con un trípode y un poco de paciencia. En esta película realizamos unas 200 fotografías, por lo que se trata de un proceso lento pero muy sencillo. Y además es un tiempo fantástico invertido con nuestros alumnos o con nuestros hijos.